Speak in English…or not?

Todo empezó cuando tenía ocho años. El inglés parecía despuntar como la innovación educativa de la EGB y algunos padres preocupados por el futuro de sus hijos decidieron apuntarnos al que entonces se conocía como Inglés Extraescolar. Yo por aquel entonces no tenía ni idea de que el inglés, junto con el chino (no hay que olvidarse del chino pero juro que no voy a estudiar chino) era la lengua más hablada en el mundo. No os dejéis engañar, aunque digan que el español o castellano para oídos más exigentes en lo políticamente correcto o no, hablar spanish no vale para nada.

En fin, volviendo a mi tierna infancia. Estaba muy bien lo del inglés extraescolar, me tiré un par de años pintando dibujos que decían: Good morning, How are you, I am a girl and you are a boy… ¡Chachi!, me lo pasaba muy bien, sí, bueno menos el año que tuvieron la brillante idea de juntarnos a todos los niños de todas las edades en una clase, y la verdad es que quizás fuera ese el primer trauma de mi aprendizaje con el inglés porque aprender inglés con los macarras del cole, era más bien complicado. Menudo sufrimiento el Inglés Extraescolar. También conté con la ayuda de Muzzy, ¿os acordáis de Muzzy? Años ochenta, extraterrestre verde… ¿Vais haciendo memoria? Jo, pues tenía el primer libro de Muzzy y me sentía superimportante porque entendía lo que pasaba. Pero mis padres, que eran de esa generación del ahorro y de si te lees muchas veces el mismo libro pues ya te lo aprendes, no me compraron más que el primer libro de la colección y me quedé más o menos con lo mismo que estaba aprendiendo en el Inglés Extraescolar. Bueno, también se me quedaron los colores, sobre todo el Green.

Pues pasados los años, no diré cuántos pero es una cifra vergonzante, tengo la sensación de encontrarme en el mismo nivel de por aquel entonces. Que, ¿cuál es mi problema? ¡¡¡¡¡Que no entiendo a los ingleses!!!!!! No les entiendo, no les entiendo, no les entiendo. Y además mi vocabulario se restringe a más o menos las mismas frases que aprendí entonces, solo que como ahora no hay dibujos no me entienden cuando hablo. Catástrofe. Y no es que no lo haya intentado, no, no, es que me siento avergonzada de haberme tirado toda la vida estudiando inglés y estar así. ¡¡¡¡¡No les entiendo!!!!! Bien, cada cierto tiempo hago intentonas, no creáis que no. Que si ir a la escuela de idiomas, que si viajes, que si que si libros, pelis…

Este año me lo he tomado muy en serio de verdad. Decidí después de un viaje catastrófico en términos lingüísticos, apuntarme a un curso de inglés. Y la cosa empezó bien, porque el profesor estaba muy bueno. Era un pijo pepero, pero estaba muy bueno y me dije: “Todo sea por el inglés, esta es la motivación que necesitaba y bueno, soy mayor me estoy haciendo tolerante con estas cosas del librepensamiento”. Mentira pero no hay nada como una motivación tan instintiva como física. Total era la primera vez en mi vida que le miraba el culo a un profesor, miento, tuve un profesor de gimnasia que también estaba muy bien, y la gimnasia es otra de mis asignaturas pendientes, y ese sí que motivaba en más sentidos. Qué importante la motivación como os digo.

Sin embargo, no solo es que sus ideas fueran realmente apestosas, las del profe de inglés, sino que además era un completo idiota por decirlo suavemente, que no hacía más que hablar de sí mismo y de sus ideas de pijo fascistoide así que al final decidí no escucharle, bueno fue una reacción natural más que una decisión y me limitaba a seguir mirándole el culo como el que mira un cuadro. Después vinieron otras grandes ideas, clases particulares con una sufrida amiga que lo intentó todo porque la entendiera, es inglesa, pero nada. Emborracharme en inglés que también es una actividad muy motivadora, y podría facilitarme la conversación con más o menos la mitad de la población angloparlante. Pero hay que ser realista, emborracharte en inglés con gente no inglesa no es progresar en el aprendizaje, no ayuda a hablar con ingleses borrachos, no, no. Jo, me encantaría emborracharme con Muzzy, por cierto, a ver si vuelve del espacio interestelar, que claro también hay que hablar en inglés para hablar con los extraterrestes, es que hay que joderse. Y mi última intentona de este año es vivir una inmersión lingüística total. Un fracaso, no les entiendo. No les entiendo. Y mi peor trauma es el teléfono. Me frustra, sí me frustra un montón parecer tan tonta como para estar en una conversación y mover la cabeza y no tener ni la más mínima idea de lo que se está hablando. Bueno, que no es para tanto que entiendo cuando alguien me dice Good Morning, tendré que decirle a mi madre que el Inglés Extraescolar sirvió de algo. Puedo ser medianamente educada por las mañanas.

En cuanto a las pelis en versión original (No os engañéis, tampoco es que se avance tanto como dicen, al final te acostumbras a leer, aunque lo hagas en inglés y ya está). Seguramente hayáis oído esa conversación tan típica de que los españoles no hablamos inglés porque doblan las películas y esas cosas. Una burda excusa. Que sí que ayudará mucho, pero no es la razón. Me remontaría a la era Neandhertal en Iberia, pero yo creo que la culpa la tiene el imperio español, ese que en sus confines no se ponía el sol, ese, ese.

A ver yo creo que si en tiempos de dominación spanish en vez de asesinar, esclavizar y violar a las indígenas de turno misionizando hasta a los pobres armadillos, que qué coño habían hecho los pobres armadillos para recibir la gloria del bautismo, con el fin de extender la iglesia a golpe de espada y de latinismo (error, el latín era ya una lengua muerta), y así expoliar el oro y demás riquezas en nombre de dios, cristo y la virgen y venga hacer altares dorados de gusto más bien dudoso que hay que ver cómo les gustaban los tonos dorados por entonces; si en vez de eso, se hubieran dedicado a asesinar, esclavizar y violar a las indígenas para explotar sus recursos, crear una industria y vender a los peones esclavos lo que ellos mismos habían fabricado a precios desorbitados para mantenerlos en la pobreza y la esclavitud durante siglos, mi vida ahora sería mucho más fácil. No tendría por qué aprender inglés, todo el mundo hablaría mi lengua capitalista e imperialista y yo podría dedicarme a la contemplación del mundo en chanclas y calcetines, lo que le vendría superbien a mis sufridos piececillos. Pero no, el mundo no es así. La historia no es así y me tiraré toda mi vida diciendo Good Morning, sin preguntar How are you, por si no entiendo la respuesta… ¡Ay, Fuck!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde No se moje los pies en el cielo

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo